DOCUMENTO COLECTIVO 8M - PARO INTERNACIONAL FEMINISTA 2022
LA DEUDA ES CON NOSOTRAS, NOSOTROS Y NOSOTRES
QUE LA PAGUEN QUIENES LA FUGARON

Hoy, 8 de marzo de 2022, el movimiento feminista ha vuelto a ocupar las calles masivamente. ¬°Ni la pandemia, ni el empobrecimiento, ni la violencia machista que no toleramos m√°s pudieron evitar que volvamos a decir que el 8 de marzo es el d√≠a internacional de la huelga feminista! Hoy paramos en nuestros trabajos, en nuestras casas y de las muchas maneras que podemos parar de hacer lo que los mandatos patriarcales nos demandan. Estamos aqu√≠, con el dolor y la rabia por las compa√Īeras que nos faltan, por la violaci√≥n en grupo de la que somos testigos, porque es una conmoci√≥n nacional que exige darlo vuelta todo. A un a√Īo de la desaparici√≥n de Tehuel, nuestro compa√Īero trans desaparecido mientras iba a buscar trabajo, seguimos exigiendo Aparici√≥n con vida Ya. Con el juicio inminente contra Higui, lesbiana chonga y popular, por haberse defendido de una violaci√≥n en grupo. ¬°Por la libertad de Milagro Sala, presa pol√≠tica!

Queremos celebrar y gritar que somos millones en el mundo porque esta fecha tiene una historia internacionalista de las trabajadoras que la ha convertido en una jornada de lucha y que hoy agitamos contra los tiempos de fundamentalismos reaccionarios, misóginos y racistas.

Hoy, en este nuevo paro feminista, queremos gritar: ¡la deuda es con nosotras, con nosotres, con nosotros! y ¡exigimos que la paguen quienes la fugaron! Desde estas mismas calles que son nuestra casa venimos denunciando que la deuda externa, contraída en 2018 por el gobierno de Macri, es una guerra contra la posibilidad de vivir vidas libres de violencias, vidas dignas y autónomas, para construirlas como las deseamos. Sabemos que los ciclos de endeudamiento externo se imponen como mecanismos de dominación colonial y como forma de intentar recortar la soberanía nacional en la toma de decisiones estratégicas en materia económica, social, financiera, impositiva, laboral. Ya vivimos el recorte de los presupuestos para políticas de género, el aumento de la edad para jubilarnos; la caída de la moratoria previsional y su reemplazo por la paupérrima Pensión Universal para Adultos Mayores. ¡Nosotras, nosotres y nosotros sabemos que los aportes que nos faltan los tiene el patriarcado y por eso también esta deuda es con nosotres!

Fuimos mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans, no binaries en articulaci√≥n transversal con las fuerzas pol√≠ticas, sociales y sindicales de las que somos parte quienes hicimos el primer paro a Macri y quienes frenamos el proyecto de reforma laboral que, con la excusa de la paridad gremial y laboral, quisieron imponernos. Somos quienes nos organizamos para resistir a la pandemia, quienes nos cuidamos del virus pero rompimos el aislamiento para hacer m√°s fuertes las redes feministas que nos sostuvieron contra los desalojos, el hambre y la violencia machista. Somos quienes sostuvimos la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito y lo conseguimos en diciembre de 2020 en jornadas hist√≥ricas que siguen cruzando fronteras, alentando a otras compa√Īeras en otras latitudes. ¬°Hoy celebramos especialmente la conquista del aborto libre en Colombia!

Este 8M es especial porque se juega la posibilidad de nuestro futuro. Decimos que la deuda es con nosotras, nosotres y nosotros y ¬°que la paguen los que la fugaron!, quienes la convirtieron en especulaci√≥n e inflaci√≥n que sufrimos en nuestra vida cotidiana. Volvemos a exigir que la justicia avance en la causa contra los imputados por la toma de deuda externa y que se difundan los nombres y empresas que se apropiaron de los d√≥lares del pr√©stamo y los fugaron al exterior. En el para√≠so feminista no hay lugar para los para√≠sos fiscales. Hoy paramos y ocupamos las calles porque ac√° est√° la fuerza colectiva que nos permite resistir y luchar por el mundo que queremos, hasta que todo sea como lo so√Īamos.

Paramos contra la violencia machista en todos los ámbitos. Basta de femicidios, travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio. Los agresores no son enfermos, son hijos sanos del patriarcado.

Paramos contra la precarizaci√≥n laboral de nuestras vidas, pauperizando y feminizando a√ļn m√°s la pobreza en nuestro pa√≠s, que hoy tiene la cifra lacerante de un 60% de las infancias pobres. ¬°No podemos dejar que les expropien el futuro!

Somos hijas, hijos e hijes de les que no paran pero se movilizan, somos las que con este color de piel marrón decimos que la opresión no es solo patriarcal, es colonial, el racismo mata. Por eso, el feminismo será antirracista, o no será.

Paramos contra la hiperconcentración de la riqueza, que coloca a la humanidad en la mayor crisis, social, sanitaria y ambiental.

Paramos contra el extractivismo que desertifica nuestros territorios, contamina nuestras aguas, provoca incendios devastadores y privatiza los ríos y puertos. ¡Exigimos soberanía para nuestros cuerpos y territorios!

1. CUIDAR, ALIMENTAR Y CONSTRUIR ES TRABAJAR

Desde que se declaró la pandemia, los trabajos de cuidado en las casas y en los barrios se intensificaron: trabajos comunitarios de salud, alimentación y educación cayeron especialmente sobre mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries y sobre las redes feministas. Las trabajadoras, les y los trabajadores de la economía popular hemos salido a la calle durante el aislamiento para ocuparnos de las urgencias en los ámbitos más vulnerados. Somos quienes sostenemos los cuidados en los barrios antes, durante y después de la pandemia. También quienes cosechamos y distribuimos alimentos sanos, quienes trabajamos en la construcción y en la producción textil.

- Queremos la recuperación de los salarios, acorde a la inflación, y la dignidad de la vida.
- Queremos que se asegure un salario b√°sico universal.
- Queremos reconocimiento salarial para los cuidados comunitarios, con un salario digno y derechos laborales.
- Exigimos que se reconozcan las tareas que desarrollan las promotoras territoriales en los barrios populares ante situaciones de violencia, el trabajo en los comedores, en las postas de salud, entre otras. Exigimos lo que nos deben por los trabajos que ya hicimos y que seguimos haciendo.
- Exigimos la continuidad de la moratoria jubilatoria y el aumento de emergencia de las jubilaciones. Y que se extienda la fecha de corte que hoy sigue clavada en el 2003. También la continuidad de la moratoria para las amas de casa.
- Queremos presupuesto para un sistema nacional de cuidados, como garantía de la reproducción social.
- Las transmasculinidades y personas no binaries tambi√©n cuidamos, paternamos y xaternamos, y adem√°s sostenemos los cuidados comunitarios de personas ttnb expulsades fuera de sus familias por no encajar en la norma heterocispatriarcal. Necesitamos pol√≠ticas p√ļblicas no cisexistas que reconozcan esos cuidados.
- Necesitamos que el sistema educativo y de salud proteja a las ni√Īeces y vejeces TTNB.
- Queremos que se tenga en cuenta el derecho de las personas cuidadas cuando son adultxs mayores, ni√Īas, ni√Īes y ni√Īos o cuando est√°n enfermas.

2. CONTRA LA PRECARIZACI√ďN: TRABAJADORAS Y TRABAJADORES SOMOS TODAS, TODOS Y TODES

Nosotras somos hijas y nietas, mujeres, travestis y trans y no binaries marrones indígenas que venimos a manifestar que hay una deuda histórica pendiente. La pobreza no solo es estructural sino también racial. La explotación y precarización no solo son clasistas sino también racistas. Somos les precarizades: nuestros derechos laborales son avasallados diariamente. Todavía sufrimos las brechas de género tanto en el acceso a puestos de trabajo como en los ingresos. Los trabajos de cuidado no remunerados también son trabajo y son trabajo digno. Los planes sociales no son limosna, nos permiten inventar a diario los trabajos que sostenemos en nuestros barrios y territorios. Exigimos paritarias en todos los ámbitos laborales acorde a la inflación y a la dignidad de la vida. Exigimos equidad en los ámbitos sindicales y de organización laboral.

- Exigimos la esencialidad para las trabajadoras y trabajadorxs de la salud y de género, apertura de paritarias ya. Exigimos la profesionalización de la enfermería. - Exigimos el cumplimiento de la Ley de Cupo laboral TTNB a nivel municipal, provincial y nacional.
- Reclamamos una reparaci√≥n hist√≥rica para compa√Īeras travestis y trans de m√°s de cuarenta a√Īos. Somos las sobrevivientes de la prostituci√≥n, la persecuci√≥n policial y la violencia institucional sin derechos laborales que hoy nos encontramos totalmente desamparadas: no accedemos a las pol√≠ticas p√ļblicas de jubilaci√≥n y protecci√≥n de derechos que el estado debe brindarnos.
- Exigimos derechos laborales para las trabajadoras sexuales. Anulación de las contravenciones. ¡Basta de violencia institucional!
- Exigimos reconocimiento, reparaci√≥n y pol√≠ticas p√ļblicas transversales para quienes est√°n en situaci√≥n de prostituci√≥n y quieran salir de ella.
- Exigimos la derogación de los códigos contravencionales en todo el país.
- Exigimos un salario digno para las trabajadoras de casas particulares.
- Exigimos que se deje de criminalizar a las mujeres migrantes trabajadoras de la economía popular (especialmente feriantes y artesanas). Quienes llevamos este rostro y este color de piel afro y marrón somos las primeras cuerpas endeudadas.
- Queremos que se modifique la incompatibilidad para acceder al Programa Acompa√Īar para v√≠ctimas de violencia, para quienes perciben el programa Potenciar Trabajo y pensiones no contributivas. Queremos que se ampl√≠e este programa y que los tr√°mites no sean un impedimento al acceso. Que se contemplen las condiciones de las personas TTNB, que son apenas el 1% de lxs beneficiarixs.
- Exigimos el cumplimiento de la Ley de Equidad en los Medios de Comunicación.
- Exigimos el reconocimiento de les artistas como trabajadorxs de la cultura. Queremos igual pago por igual tarea, y queremos igualdad en los espacios de poder y toma de decisión de los ámbitos culturales.

3. REFORMA JUDICIAL FEMINISTA y TRANSDICIPLINAR

La pandemia recrudeció las violencias en todos los contextos. El hogar no fue siempre el lugar seguro donde resguardarse de un virus, fue el escenario de violencias y femicidios. Las violaciones, los femicidios y transfemicidios son la expresión más cruda de este sistema cruel de dominación cis-hetero-patriarcal. ¡Paren de matarnos y de violarnos! ¡No más travesticidios, transfemicidios, transhomicidios! Hay un travesticidio social: 40 muertes desde el comienzo del 2022 que han sido sistemáticamente invisibilizadas por todos los medios de comunicación.

- A un a√Īo de la desaparici√≥n de Tehuel, ¬°exigimos la b√ļsqueda y aparici√≥n con vida YA! Justicia por Santiago Cansinos, por Fabiola Ramirez y Nicol√°s Cristal. Justicia por Diana Sacay√°n, que se recupere la denominaci√≥n de travesticidio.
- Por la absolución de Higui, lesbiana presa por defenderse de una violación disciplinadora en grupo. De cara al juicio a iniciarse el 15 de marzo en San Martín, gritamos: ¡Autodefensa es nuestro derecho!
- Absolución a Morelia Colque, criminalizada por defenderse de la violencia machista que sufría dentro de su hogar. ¡Defendernos es nuestro derecho!
- Por la libertad de Carmen y Laura Villaba, presas en Paraguay. Exigimos justicia para las ni√Īas Lilian y Mar√≠a Carmen y aparici√≥n con vida de Lichita.
- Libertad a las compa√Īeras que sufren violencia institucional, pol√≠tica y medi√°tica del poder judicial mis√≥gino y racista. Pedimos la libertad inmediata de Milagro Sala y las presas pol√≠ticas.
- Libertad para compa√Īerxs privades de libertad por la actual ley de drogas. - Excarcelaci√≥n a todas las personas privadas de su libertad por ser pobres, migrantes o por estar en situaci√≥n de prostituci√≥n y/o trabajadoras sexuales. Libertad a las presas por abortar o por eventos obst√©tricos.
- Justicia por Paula Martínez, que el estado garantice la seguridad de su familia y perspectiva de género en el juicio que se realizará en abril.
- Sobreseimiento de Miranda Ruiz, médica presa por garantizar un aborto en Tartagal y protección para todes les profesionales que cumplen con la ley de aborto legal, seguro y gratuito en tiempo y forma.
- Destituci√≥n definitiva de los jueces Facundo Gomez Urso y Pablo Vi√Īas, que actuaron garantizando la impunidad de los asesinos en el femicidio de Luc√≠a P√©rez. Que la corporaci√≥n judicial deje de defenderlos.
- Porque no tendr√°n m√°s el privilegio de nuestros silencios. Justicia para Thelma Fardin y por todos los casos de abuso que a√ļn siguen impunes. Y por todas las v√≠ctimas cuyas voces son puestas en duda.
- Por una reforma judicial feminista que garantice el acceso al sistema de justicia para las mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries.
- Reclamamos la Ley de Emergencia en violencia de género. Necesitamos que las medidas de protección para situaciones de violencia de género lleguen a tiempo.
- Por un sistema judicial que no invisibilice la realidad de las ni√Īeces y adolescencias que son v√≠ctimas de abuso sexual. Basta de la aplicaci√≥n del falso SAP (s√≠ndrome de alienaci√≥n parental), y de la persecuci√≥n a las madres protectoras. Nuestres hijes no son bot√≠n de guerra. Apoyamos a les profesionales y peritos de parte que sufren amenazas, agresiones y denuncias por acompa√Īar a las v√≠ctimas.
- Exigimos que se cumpla con la ley de patrocinio jurídico gratuito sancionada en 2015 en todos los ámbitos legales para personas victimizadas por la violencia de género. - Los procesos judiciales por violencia machista y patriarcal no deben revictimizarnos. Reclamamos equipos interdisciplinarios que intervengan en los procesos.
- Demandamos mecanismos concretos y eficientes para asegurar el cumplimiento de la cuota alimentaria.
- Reclamamos que se extienda la ley Micaela al ámbito sindical, a las organizaciones sociales y políticas, al Poder Judicial y legislativo y a los medios de comunicación. No se puede tolerar que la Corte Suprema se haya negado a su cumplimiento. Además, exigimos una Corte Suprema de Justicia integrada por mujeres.
- Exigimos la democratización de las relaciones laborales dentro del Poder Judicial, derecho a la negociación colectiva y a convenios colectivos de trabajo para todos los poderes judiciales de todo el país. ¡Que se garantice el Cupo Laboral Travesti Trans No Binario en el Poder Judicial!
- No hay democracia con impunidad: no a las bancas para violadores ni abusadores sexuales. Exigimos que no se permita que asuma Roberto Apolinario Acosta, en la legislatura chaque√Īa, imputado por abuso sexual reiterado.

4. POR LA AUTONOM√ćA DE NUESTROS CUERPOS Y TERRITORIOS

Hoy m√°s que nunca sabemos que nuestra demanda de salud integral para todxs es impostergable y este reclamo es tambi√©n por la defensa de la tierra y de todo lo que vive en ella. La salud no es s√≥lo ausencia de enfermedad, es tambi√©n el respeto y acompa√Īamiento de nuestro desarrollo, de nuestras decisiones libres y aut√≥nomas, el reconocimiento de nuestras identidades y nuestras corporalidades. Tambi√©n de nuestros deseos y v√≠nculos no normativos. ¬°Basta de racismo, de gordofobia y capacitismo! Vivir en un barrio popular no puede significar exclusi√≥n. ¬°Todos los cuerpos cuentan! ¬°Basta de transfobia, homofobia y lesbofobia! ¬°Basta de extractivismo!

- ¬°Ley de Humedales ya! No hay supervivencia posible para la especie humana aniquilando las dem√°s formas de existencia.
- Nos movilizamos por la autonomía alimentaria. La producción de alimentos no puede estar concentrada en manos de quienes nos han llevado con su modelo al colapso económico y climático.
- Exigimos una Ley de Acceso a la Tierra y una Ley de Soberanía Alimentaria sostenidas en un modelo productivo no extractivo y comunitario. La emergencia de incendios, debida a la sequía y a la intencionalidad especulativa es responsabilidad del modelo petrolero y sojero.
- Exigimos la garantía del derecho a la vivienda como algo sustancial para nuestras autonomías. Exigimos urbanizaciones con perspectiva feminista e interseccional para los barrios populares, asentamientos y villas.
- Reclamamos que se trate el proyecto de Ley de tierra, Techo y Trabajo.
- Exigimos la despatologización de los cuerpos gordos. La gordura no es una enfermedad. ¡Reforma urgente de la ley de trastornos alimentarios! ¡Despatologización ya!
- Por el respeto a la integridad y autonomía corporal de las personas intersex.
- Que se garantice el respeto a la identidad de las infancias TTNB aunque las personas a cargo se la nieguen.
- Exigimos que se discuta y promulgue de una vez la ley de HIV Hepatitis y otras ITS y que se garantice la producción nacional de medicamentos, ¡Basta de estigma e invisibilización!
- Ley de Emergencia en Adicciones ya! Necesitamos pol√≠ticas p√ļblicas que aborden las problem√°ticas de consumo de una manera integral y comunitaria.
- Reclamamos un programa salud menstrual con perspectiva feminista y trans.
- Nos movilizamos por la despenalización del cannabis y por la descriminalización de los consumos responsables. Un 70% de las mujeres y travestis detenidas, lo están por la actual ley de drogas.
- Por el cumplimiento de los artículos 11 y 12 de la Ley de Identidad de Género, por el trato digno y acceso a medicamentos y cirugías a travestis, trans y no binaries en los hospitales.
- Trato digno en todas las instituciones estatales y privadas para personas TTNB, incluyendo el RENAPER. Agilización de la regulación de los dni con X ¡ya! Garantizar la adecuación inmediata de nuestros nombres en los sistemas informáticos y bases de datos para respetar nuestro derecho a la identidad de género, que es un derecho inalienable.
- Que se hagan efectivos los derechos ya consagrados a las decisiones autónomas en el momento del parto y nacimiento.
- Exigimos que se garantice la aplicación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) e Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en todo el territorio de nuestro país con perspectiva feminista y que se cumpla con la IVE en los plazos que exige la autonomía y la salud de las personas gestantes.
- Inmediata aprobaci√≥n de la mifepristona. Producci√≥n p√ļblica de misoprostol y mifepristona. Capacitaci√≥n en AMEU en todo el pa√≠s y garant√≠a de su implementaci√≥n en todos los niveles de salud.
- Gritamos, otra vez, ¬°‚ÄúNi√Īas no madres‚ÄĚ!
- Reclamamos la separación de la iglesia y el estado.

5. EDUCACI√ďN SEXUAL INTEGRAL

La educaci√≥n no es un negocio ni puede depender de criterios neoliberales de formaci√≥n empresarial para la aceptaci√≥n de la precarizaci√≥n laboral y la doctrina patriarcal. Sabemos que es el avance de las derechas conservadoras, el que busca prohibir el lenguaje inclusivo de quienes elegimos la e para nombrarnos y anular la ESI. Esta es una ofensiva que viene aliada al capital financiero. La ESI protege a las infancias y adolescencias de los abusos sexuales y las agresiones de g√©nero. Necesitamos que sea un espacio transversal de escucha y formaci√≥n permanente y no un taller aislado. Las Iglesias no pueden intervenir en la ESI ni en la educaci√≥n p√ļblica.

- Queremos la efectivizaci√≥n de la ESI YA. Somos les estudiantes que durante la pandemia nos hicimos cargo de las urgencias en materia de salud mental y abortos por embarazos no deseados, y de sostener como prioridad una educaci√≥n sexual integral durante las miles de horas y jornadas virtuales. Tambi√©n somos quienes, a√ļn sin haber terminado todav√≠a el secundario, tuvimos que salir a trabajar de manera precaria para ayudar en nuestros hogares.
- No a las leyes provinciales de ESI antiderechos que son restrictivas. Que los contenidos incluyan a la Ley de Identidad de Género y el aborto. Por una ESI no binaria.
- Exigimos acceso a las vacantes escolares para todes les ni√Īes y adolescentes, y la promoci√≥n de la educaci√≥n p√ļblica desde la primera infancia.
- Demandamos soberan√≠a tecnol√≥gica y conectividad y acceso a dispositivos tecnol√≥gicos para todes, todas y todos les ni√Īes y adolescentes de todo el territorio.

Son a√Īos de colonizaci√≥n sobre los cuerpos ind√≠genas y marronxs, y de trabajadoras dom√©sticas que hoy no est√°n aqu√≠. Juntes le decimos basta al racismo estructural. Reafirmamos el car√°cter internacionalista, antiracista, antimperialista, antibiologicista, antiespecistas, anticapitalista, antigordof√≥bico, transfeminista, plurinacional, anticarcelario, anticapacitista, migrante, transfronterizo, antiextractivista, antifascista, antiedadista y transgeneracional del movimiento femenista.

Y reafirmamos con los feminismos del mundo: ¬°No a las guerras de ocupaci√≥n imperialista! Contra las guerras imperialistas y la invisibilizaci√≥n racista de las invasiones en √Āfrica, Palestina, Siria, del asedio a nuestras compa√Īeras kurdas y de los saqueos extractivistas que motorizan las guerras y asesinan a las defensoras de la tierra. Contra el avance neocolonial de Estados Unidos en nuestra regi√≥n a trav√©s del endeudamiento y el sost√©n de los gobiernos neoliberales. ¬°Los movimientos feministas del mundo nos aliamos para decir: ¬°PARA LA GUERRA NADA, PARA LA VIDA, TODO!

Somos la fuerza que quiere cambiarlo todo. No vamos a dejar de so√Īar ni de exigir lo que otros consideran imposible. Tenemos que reinventar el futuro, estamos ac√° discutiendo la deuda externa y la deuda interna, la deuda hist√≥rica que es con nosotres, con nosotras y tambi√©n con nosotros porque en nuestro movimiento feminista nos seguimos reconociendo y nombrando, en nuestro deseo, nuestra rabia y nuestro dolor frente al sistema hetero-cis-capitalista que pretende convertirnos en mercanc√≠as, en botines de guerra, en territorio de conquista. ¬°Eso no va a pasar! Por eso estamos ac√°, demandando y resistiendo, recuperando la calle, parando!

Este 8 de marzo volvemos a gritar: ¬°el patriarcado se va a caer, porque lo estamos tirando!

¬°La deuda es con nosotres! ¬°Que la paguen quienes la fugaron!

¡Las calles son nuestras, el futuro también!